miércoles, 5 de agosto de 2015

¿Por qué enfermamos? Alicia López Blanco



¿Por qué enfermamos?

Alicia López Blanco

Editorial Paidós

(Buenos Aires)

"...Hipócrates, el médico más importante de la antigua Grecia (460-370 a. C.) y considerado el "Padre de la Medicina", decía que la salud dependía de la armonía interior y del medio ambiente y afirmaba que cualquier cosa que ocurriera en la mente afectaría lo que sucediera en el cuerpo.

Este pensamiento de la medicina antigua fue perdiendo vigencia, tanto por cambios filosóficos como por avances tecnológicos en el campo de la diagnosis y la cura. Muchos instrumentos comenzaron a distanciar el médico del paciente y se fue perdiendo el contacto humano. El enfermo pasó de ser "sujeto" a ser "objeto de estudio" y comenzó a dársele más importancia a un resultado de laboratorio que a su estado de ánimo, sensaciones, creencias y cidrcunstancias. Se separó al cuerpo de la mente, dándole una entidad propia, separada de las emociones, los sentimientos y pensamientos. Una especie de máquina que, al ser medida o evaluada por otras, podía dar una respuesta siempre igual y previsible. ..".

"...La medicina holística, a diferencia de los abordajes tradicionales de la salud, se propone observar las variables biológicas, personales, culturales, sociales y ambientales implicadas en los procesos de salud/enfermedad. Considera la enfermedad como un desequilibrio en el que intervienen todos estos factores. Ve los síntomas como emergentes de relaciones poco eficaes entre el organismo, la historia personal, el estilo de vida, la carga genética, la escala de valores, las creencias y la postura ante la vida en general y sus relaciones con el contexto.

Desde una postura de prevención en salud, este abordaje integral intenta promover el regreso al equilibro de los diferentes planos en el individuo y establecer - y mantener - un balance entre éste y el entorno...." .

"...Por otra parte, resalta la importancia de la toma de conciencia en el logro del propio bienestar y pone más el acento en lo que se encuentra saludable que en lo que no lo está. Considera fundamental trabajar en lo personal y lo social para la prevención y promoción de la salud...".


Nuestro mundo de relaciones

La relación con la pareja
"...La disfunción en la relación de pareja puede ser la fuente de un malestar crónico que, sin duda, acarreará consecuencias en la salud. Múltiples investigaciones han comprobado que "estar bien" con la persona elegida incrementa la satisfacción personal, eleva las defensas del organismo y la resistencia a las enfermedades...".

"...Mientras el amor podría definirse como un sentimiento intenso de afecto, inclinación y entrega a alguien o algo, el "querer" es más utilitario y apunta a todo aquello que hace a las conductas, a lo que uno pretende del otro.

El "amar" se dirige al "ser en sí" e implica una entrega con menor cantidad y calidad de condicionamientos, el "querer" está más ajustado al cumplimiento de expectativas mutuas..".

"...Los comportamientos negativos que es importante evitar se refieren a:

- Descalificar

. Manipular

- Gritar o insultar.

- Utilizar el sarcasmo para agredir.

- Golpear y castigar.

- Rechazar, evitar el contacto físico.

- Utilizar el silencio hostil y la venganza.

Siempre y cuando el amor todavía esté presente, es importante evaluar con criterio de realidad la necesidad de pedir ayuda profesional si la pareja se convierte en una fuente de angustia y malestar y no promueve el crecimiento ni la felicidad de sus miembros...".


Los sistemas corporales y sus mensajes
Los sistemas corporales tienen sus mensajes. "Si unimos la información reunida con la zona del cuerpo y la derivada de los sistemas corporales, tendremos más elementos para armar el rompecabezas e iluminar mejor aquello que nos sucede cuando experimentamos un síntoma....

Así el sistema locomotor, el sistema nervioso, el sistema endocrino, el sistema inmunológico, el sistema circulatorio, el sistema respiratorio, el sistema digestivo, el sistema urinario envían sus mensajes, son puertas de entrada para reflexionar sobre la problemática que los está afectando.

La curación de todo desequilibrio está siempre asociada a una ampliación de la conciencia y a una evolución personal, porque cada uno es responsable de su propia salud. Para poder ejercer esa responsabilidad es necesario ser conscientes de lo que nos sucede, comprender el fenómeno en el que estamos implicados de la manera más clara posible y realizar los cambios que estén a nuestro alcance.

Alicia López Blanco es Licenciada en Psicología con Especialidad Clínica, egresada de la Universidad de Palermo. Ha realizado estudios de posgrado en Enfoque Holístico de la Salud en el Centro Salud y Gestalt. Dirigie, desde 1992 el Instituto Argentino de Salud Holística. Es autora de además de varios libros.
 

2 comentarios:

  1. Me gusta su manera de abordar el tema. Gracias por compartir el artículo.

    ResponderEliminar

comente esta nota