domingo, 7 de julio de 2019

Paisaje con figuras- Marta Penhos



Paisaje con figuras
La invención de Tierra del Fuego a bordo del Beagle
(1826-1836)
Marta Penhos
Editorial Ampersand
Buenos Aires, 2018
380 páginas

(Buenos Aires)

Este libro de Marta Penhos – doctora en Historia y Teoría de las Artes por
la Universidad de Buenos Aires – trata de un libro. Da cuenta de un relato,
el de Narrative of the Surveying Voyages of his Majesty´s Ships Adventure
and Beagle, de 1829, que se inscribe en una serie de estudios acerca del tema
de viajes y viajeros europeos de los siglos XVI a XIX y sus representaciones
literarias y visuales. Durante esas largas travesías, los misteriosos confines
del mundo y sus habitantes –que se perciben como perdidos en paisajes y
climas inhóspitos – despertaron fuertemente la curiosidad de exploradores como
Robert Fitz Roy o un joven Darwin.
El viaje del Beagle fue una empresa oficial, y como tal puede ser enfocada desde
los intereses del Almirantazgo y la corona británica sobre el Río de la Plata, es
decir, como una pieza más del engranaje imperialista de la época.
Las instrucciones del Almirantazgo incluían el examen de los puertos malvinenses
por lo cual a fines de febrero (1833) el Beagle enfiló hacia las islas, que hacía
poco más de un mes habían sido ocupadas por los británicos.
Otras embarcaciones navegaron junto al Beagle: el velero liviano Adventure en
el viaje iniciado en mayo de 1826;  y en un viaje posterior, en 1831, un ballenero
comprado en las Islas Malvinas por Fitz Roy, también bautizado como Adventure.
Al Beagle y al Adventure, se unieron otros barcos en el transcurso de las dos
etapas: el Adelaide, una goleta empleada para los recorridos por los canales
fueguinos; La Paz y La Liebre, también goletas alquiladas a un inglés de Bahía
Blanca para el relevamiento de la costa atlántica; el Uxbridge y el Adeona, barcos
foqueros cuyo dueño, un inglés de apellido Lynch, colaboró en varios tramos
con la expedición, y el bote con cubierta Constitución, propiedad de un vecino
de Montevideo que se aplicó a distintas tareas hasta Guayaquil.
Enmarcada en algunas aproximaciones de las teorías poscoloniales, Marta Penhos
busca aquí desnaturalizar los discursos heredados por medio del estudio de las
imágenes en su contexto de producción: se examinan así los recursos y las motivaciones
materiales, intelectuales y estéticas de los dibujos y acuarelas realizados durante
el viaje, junto con diagramas, mediciones y registros cartográficos. Los conocimientos previos y la educación técnica de los artistas - y aun de los científicos que crearon algunas de estas imágenes- intervinieron en su producción visual, a veces potenciando sus cualidades informativas o expresivas y otras limitándolas. Los tripulantes del Beagle- como muchos otros que los antecedieron – se embarcaron en un viaje, tanto físico como simbólico, de exploración y de apropiación; la violencia implícita en las relaciones coloniales en las que se inscriben estos viajes puede descubrirse también en sus imágenes y discursos.
En uno de los capítulos, se detalla cómo Fitz Roy realiza la edición general de Narrative:
Fitz Roy toma la palabra … y también a cuatro fueguinos (noviembre de 1829-julio de
1830). Se refiere al libro donde se da cuenta de la expedición del Beagle y como Fitz Roy
escribía un diario donde algo distingue su texto de las partes de Narrative escritas por
sus colegas. En estas, los habitantes de Tierra del Fuego hacen su aparición cada tres o
cuatro páginas, de pie en las costas, asomándose desde sus wigwan, bogando en sus
canoas. Cuando se produce un encuentro no falta el robo de alguna prenda a los británicos,
u otra experiencia “desagradable”. Los grupos de nativos se transforman en un elemento familiar del relato y de la construcción de los espacios fueguinos, al punto que, frecuentemente, Fitz Roy alude a ellos como si acompañaran al grupo: habla de “nuestros  conocidos acompañantes” pese a que, en cada oportunidad, no se tratase de los indígenas con los cuales ya habían tomado contacto anteriormente. Esta modalidad de representación es nombrada por la autora como “paisaje con figuras” en la medida en que los fueguinos se integran a los espacios transitados y estudiados por los viajeros con el mismo estatus que los accidentes geográficos y la fauna y la flora.
El libro incursiona mucho más allá de lo grave, que fue lo ocurrido con los indígenas nombrados como Jemmy Button, Fuegia Basquet,  York Minster y Boat Memory (llevados a Inglaterra por Fitz Roy en el primer viaje)  y devueltos a Tierra del Fuego en el segundo, después de un período de inmersión en Inglaterra “civilizada” durante el cual fueron instruidos en  valores cristianos, el idioma inglés y las costumbres occidentales y donde el objetivo del experimento era formar intérpretes e intermediarios útiles para las futuras expediciones que tocasen el canal de Beagle pero implicaba mucho más.
Paisaje con figuras es un libro entretenido e ilustrativo de cómo se fue construyendo la visión sobre Tierra del Fuego con el punto de vista de los expedicionarios, necesario para comprender el presente.
Marta Penhos es doctora en Historia y Teoría de las Artes por la Universidad de Buenos Aires. Se ha dedicado a la docencia en cursos de grado y posgrado, tanto en la Argentina como en el exterior: es profesora titular de Historia de las Artes Plásticas IV (Barroco) y adjunta de Historia del Arte Americano I (Colonial) en la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA, y profesora titular de Historia del Arte y la Cultura Visual I en la Licenciatura en Restauración y Conservación de Bienes Culturales de la UNSAM. 



viernes, 22 de febrero de 2019

La cárcel de Ushuaia - Roberto Gárriz



La cárcel de Ushuaia
Roberto Gárriz
Ediciones UNTDF
Colección De eso no se habla
Abril de 2017

(Buenos Aires)

Este libro titulado La cárcel de Ushuaia, de Roberto Gárriz, autor a quien no conozco
ni había leído nunca, llegó a mis manos en la ciudad de Ushuaia, en el último
viaje que hice, en enero de este año.
Buscaba algunos libros sobre temas de Ushuaia, ciudad que me fascina por muchas
razones y el título llamó mi atención, sin embargo nada tiene que ver con el famoso
presidio de esta ciudad convertido desde hace muchos años en un  museo, sino que
es una metáfora.
 La cárcel de Ushuaia está editado por la Universidad Nacional de Tierra del Fuego,
Antártida e Islas del Atlántico Sur, en la colección De eso no se habla. En el sitio
web de esa universidad dice acerca de esta colección: "...entendiendo que el lector
desempeña un rol activo en las múltiples significaciones de un texto, una colección que
propone hablar sobre aquello de lo que “no se habla” constituye, sin dudas, una afrenta,
 una provocación: la necesidad de construir espacios de discusión que desglosen los
supuestos socioculturales que actúan como lastre en los procesos dinamizadores que
viven nuestras sociedades en este siglo XXI...".
Un narrador personaje en primera persona cuenta la historia de la relación
con su  mujer, Zulema, y el deseo de empezar  una nueva vida, en la ciudad de Ushuaia y dejar
atrás el maltrato que ella le inflinge con golpes de puño, patadas y arrojándole objetos.
Esta situación de violencia  se conoce a partir de la primera página del libro.
A partir de la convocatoria que Zulema recibe de la universidad para trabajar como docente,
deciden radicarse en la ciudad austral. Mientras duran los preparativos del viaje,
nace una hija de la pareja, Clarisa.
El narrador también es docente, en Física y consigue un trabajo como jurado de un concurso
de tesis de doctorado, tarea que puede hacer sin horarios.
A su llegada a  la ciudad, el protagonista conoce a Alma, el conductor de un auto,  que
en lo sucesivo le servirá para llevarlo adonde lo necesite, y se transformará muchas
veces en acompañante de diversos trámites. Alma es de origen chileno y tiene
familia y entre sus hijos, una hijastra adolescente  y atractiva  a la que llaman "la Johnny".
Mientras los días transcurren entre la rutina diaria de crianza de Clarisa, que el protagonista
realiza mientras Zulema concurre a la universidad a dar clases, y la falta de decisión
para encarar el trabajo de jurado del concurso, ocurre un episodio que inicia una
serie de equívocos.
Una noche, La Johnny,  es rescatada por Alma de una discusión con un joven en la
puerta de un lugar nocturno. El protagonista está presente durante la escena y esto
lo señala ante los ojos de los demás como un amigo de Alma.
El maltrato de Zulema hacia el protagonista  continúa y en uno de esos arranques
de furia, lo lastima en la cara arrojándole un objeto.
Esta situación se suma a la del episodio del lugar nocturno y conduce a un equívoco
que crece a lo largo de la novela.
A partir de una denuncia policial, se presenta en la casa del protagonista y de Zulema
un sargento llamado Elpidio Rivero que según afirma, le ha sido designado como custodia.
La presencia constante de Elpidio en la casa y su incorporación en las rutinas diarias,
de alguna manera modera la situación de violencia de la pareja, pero la violencia
latente existe en la relación y  se desata en varios tramos de la novela.
El libro tiene un final abierto ya que la universidad no le confirmó el cargo a Zulema.
Los días fueron pasando entre la instalación en la casa que les designaron, la búsqueda
de libros extraviados que el protagonista traía de Buenos Aires,  la crianza de Clarisa,
la rutina compartida con el sargento Elpidio Rivero, y el encuentro con los lugares típicos
a recorrer en  la ciudad como el Museo del Fin del Mundo y con los habitantes del lugar.
Si bien la historia aborda como  tema principal el de la violencia en una relación de pareja,
esta vez inflingida por la mujer hacia el hombre, hay alusiones constantes a las historias
que todo viajero interesado en  la ciudad de Ushuaia llega a conocer: los
aventureros que llegaron para cazar y buscar oro, los yámanas, antiguos habitantes originarios,
el presidio transformado en museo que alberga historias de presos famosos, los personajes
notables que escriben historias y que parecen saberlo todo acerca del lugar.
El título del libro es una metáfora de la cárcel que encierra a estos personajes, el protagonista
y su mujer, Zulema, en una relación malsana y violenta y de la que no han podido
salir ni siquiera con un cambio tan significativo como es instalarse en el fin del mundo.
Lo rescatable es la crianza de Clarisa, que el padre aborda con mucha naturalidad y el amor
que éste le prodiga.

Roberto Gárriz ( Buenos Aires en 1965) es autor de las novelas Echándonos de menos (2005); Las tetas de Perón, una novela peronista hasta las manos (2012); All inclusive (2015); del juego de mesa La carrera política (2015) y el Manual de autoayuda para ballenas (2015). En el ámbito de la literatura infantil, es autor del cuento El cumpleaños (2011) y de la novela El caso de las liebres muertas (2012). Ha publicado cuentos en distintas revistas y antologías. Es fundador e integra el Consejo Directivo de la revista Odradek. Ha colaborado en la traducción de la historieta Asterix (2015) y es cotraductor de Lucky Luke (2016).



sábado, 26 de enero de 2019

También esto pasará - Milena Busquets



También esto pasará
Milena Busquets
Editorial Anagrama

(Buenos Aires)

La segunda novela de Milena Busquets aborda el tema del duelo por la muerte de
la madre de la protagonista, Blanca, una mujer de cuarenta años.
La narración empieza en el funeral de la madre. A partir de esa escena el narrador
personaje, Blanca, hace un recorrido por los recuerdos y simultáneamente relata
unas vacaciones en Cadaqués en el presente, donde transcurrieron muchos momentos
de su vida con la madre.
La vida de Blanca, con hijos, ex maridos, y un amante, está también poblada de
amigos que la acompañan durante esos días que pasarán en la casa, que la protagonista
describe "la casa es de mi madre y siempre lo será".
En una crónica sobre la muerte de su madre, Simone de Beauvoir escribe sobre la
aceptación de las diversas formas de rendir homenaje:
"Es inútil de integrar la vida con la muerte y comportarse racionalmente en presencia
de algo que no es racional: cada uno debe manejarse como pueda ante el tumulto de
sus sentimientos. Entiendo todos los últimos deseos y también la total ausencia de ellos:
el abrazar los huesos o el abandono del cuerpo de la persona amada en la fosa común.
Si mi hermana hubiera querido vestir a Mamá o quedarse con su anillo de bodas, no
me cabe la menor duda de que yo habría aceptado sus reacciones de tan buen talante
como las propias".
Es así como Blanca en pleno duelo, hace su vida acompañada por otros personajes
con distintas problemáticas.
En conjunto es un grupo liberal y algo decadente y Blanca intenta recuperar un
poco de vida "hedonística" para disminuir  el dolor y la pérdida.
La memoria de Blanca repasa  momentos terribles ya transitados debidos a la
enfermedad y agonía de la madre y se defiende.
Cuando ella era niña su madre le contó, para ayudarla a superar la muerte de su padre,
un cuento chino. El cuento era sobre un poderoso emperador que convocó a los sabios
y les pidió una frase que sirviese para todas las situaciones posibles. Tras meses de
deliberaciones, los sabios se presentaron frente al emperador con una propuesta: "También
esto pasará". Y la madre añadió: "El dolor y la pena pasarán, como pasan la euforia y la
felicidad".
El pueblo, de la infancia y la juventud  donde transcurren los días de vacaciones de Blanca
y el grupo que la acompaña, ha vuelto como una postal de esos años, que la protagonista intenta recuperar.
El duelo es una historia que uno se cuenta a sí mismo, es la historia de la vida de alguien
a quien amó y es la historia de su vida con la persona y también la historia de su vida sin ella.
La novela finaliza con una despedida de Blanca con reconocimiento hacia su  madre, aunque
lo sabe insuficiente y dice, "algún día hablaremos mucho de ti". Este final parece ser el conocimiento que el personaje tiene acerca del duelo que vive, los sentimientos detonados seguirán haciendo su aportación.

Milena Busquets Tusquets (Barcelona, 1972) estudió en el Liceo Francés y se licenció en
arqueología en el University College de Londres.
Trabajó durante muchos años en el mundo editorial. Vive en Barcelona con sus dos hijos.
El manuscrito de esta novela despertó una extraordinaria expectación en Frankfurt y se
han firmado contratos de traducción en más de veinte países, en sellos literarios tan
reconocidos como Gallimard (Francia), Suhrkamp (Alemania), Harvill Secker (Reino
Unido), Rizzoli (Italia), Companhía das Letras (Brasil) y Hograrth Press (Estados Unidos).

bibliografía:
Ron Marasco - Brian Shuff
Sobre el duelo
Editorial Océano